Diseñadora, editora, comisaria y activista, el arquitecto como constructor de visiones colectivas, Lina Bo Bardi

En tiempo de guerra, un año corresponde a cincuenta años

Lina Bo sobre su butca Bowl reeditada por la empresa Arper 

La libertad del artista siempre ha sido» individual «, pero la verdadera libertad sólo puede ser colectiva. Una libertad consciente de las responsabilidades sociales, que puede derribar las fronteras de la estética

5 de diciembre de 1914, Roma, Italia-20 de marzo de 1992 São Paulo , Brasil

Lina Bo Bardi (1914-1992) estudió en Roma, donde en 1940 obtuvo su licenciatura. Ya durante la carrera dibuja para el despacho de arquitectos del que es su profesor, Marcello Piacentini.

Después trabaja para Gio Ponti en Milán, en la redacción de la revista Domus, y asimismo colabora en la organización de la Trienal.

1940 abre con Cario Pagani un despacho de arquitectos en Milán.

1946, Bo Bardi emigra a Sudamérica donde conoce a Oscar Niemeyer, Lucio Costa y otros representantes de la arquitectura moderna.

Lina Bo Bardi. Estudo preliminar. Esculturas practicáveis do Belvedere no Museu Arte Trianon [Estudio preliminar. Esculturas practicables del Belvedere en el Museu Arte Trianon], 1968. Colección del Museu de Arte de São Paulo Assis Chateaubriand. Donación del Instituto Lina Bo e P.M. Bardi, 2006 MASP.04442. © Instituto Lina Bo e P.M. Bardi / Foto: MASP.

La primera obra que realiza fue su propia casa, hecha de cristal en el barrio de Morumbi de Sao Paulo (1950-1951).

Lina Bo Bardi, en el barco que la llevó a Brasil, en 1948. /

En 1950 creó la revista Hábitat, y en 1951 diseñó su propia residencia, la famosa  Casa del Vidrio en el barrio de Morumbi en Sao Paulo, considerada una de las obras paradigmáticas del racionalismo artístico en Brasil. 

 Casa de Vidrio, su primer proyecto en Brasil, y su casa en Sao Paulo. Allí vivió la arquitecta cuando Morumbi era un barrio periférico. Luego llegaron las embajadas y la gran favela de Paraisópolis. 

El salón de esta casa, situada en una pendiente, flota sobre finos pilares mirando al jardín y expuesto a la vista tras una fachada de cristal.

Sin embargo, la residencia ofrece también un espacio privado oculto tras el patio.

El Museo de Arte de Sao Paulo (1957-1968) sigue una concepción doble.

MASP en la Avenida Paulista. La plaza bajo el edificio es todavía un lugar donde se venden collares, se baila y se hacen reivindicaciones en el corazón financiero de la ciudad. 

Por un lado, el edificio principal de dos pisos yace plano en medio del parque que lo rodea.

1957 comienza la construcción de la nueva sede del MASP de la Avenida Paulista, con una envergadura de 70 metros que protegen una plaza interior.

Encima, dos poderosos estribos de hormigón rojo sujetan un cuerpo arquitectónico accesorio en suspensión.

A la altura de la calle queda un área pública libre.

Esa solución tan radical responde a la intención de conservar el eje visual a lo largo del parque, al menos desde un punto de vista formal.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es En-perspectiva-4.jpg
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es En-perspectiva-13-1024x768.jpg

Para el encargo de planificar un centro de recreo y deporte en los terrenos de la fábrica SESC de Pompéia (Servicio Social do Comercio), Sao Paulo (1977-1986), Bo Bardi renuncia al derribo.

SESC Pompeia, una ciudad social vigente y viva en Sao Paulo. El gran proyecto de Bo Bardi.

Las viejas naves industriales se remodelan y se completan con nuevas construcciones.

Bo Bardi tuvo que renegociar su identidad como diseñadora. Decidió que la cultura no debía ser elitista sino accesible. Y trabajó para demostrarlo. La filosofía de su admirado Gramsci afloró en la artesanía y el idealismo del paulista SESC (Servicio Social do Comercio) Pompeia (1986), un conjunto que transformó silos y una antigua fábrica en el centro social de un barrio obrero. La rudeza del hormigón horadado con la célebre ventana Bo Bardi (un agujero irregular) ventila las pistas deportivas que se apilan en el recinto. Tal vez por eso, cuando la UNESCO recomendó trabajar con hormigón solo al norte de ecuador (el resto debía hacerlo con adobe) Lina Bo protestó.

Sobre el terreno sobrante, la arquitecta construye hada las alturas.

Así surgen dos edificios de hormigón.

Al trasladarse a Salvador, por una invitación a dirigir el Museo de Arte Moderno de Bahía, gracias a su trayectoria con proyectos emblemáticos, entre los cuales se destacan la restauración de la Unhão Solar, un monumento del siglo XVIII catalogado como punto de referencia en la década de 1940, el edificio Sesc Pompéia en 1977, el Taller de Teatro de 1984 y la Casa do Chame-Chame.

Visto; unidos entre sí por varias pasarelas, el edificio de mayor tamaño acoge una piscina y cuatro pabellones de deporte en varias plantas superpuestas.

El revestimiento rojo de las rejas tras las ventanas de formas libres indica que aquí ya no se llevan a cabo tareas industriales.

Las mismas ventanas aparecen en el edificio del restaurante Coatí de Ladeira da Misericordia en Salvador (1987-1990).

Este local es parte de un proyecto de restauración del casco histórico.

 La construcción de elementos de hormigón prefabricados de formas onduladas se levanta sobre un pequeño terreno junto a los edificios preexistentes.

Actualmente, todos los documentos de proyectos, fotografías, dibujos, modelos, bocetos, objetos, textos y películas de proyectos construidos y no construidos están en su colección en el Instituto Lina Bo y P. M. Bardi, ubicado en la residencia donde la pareja vivió durante décadas

La arquitectura es creada, «inventada de nuevo», por cada hombre que anda en ella, que recorre su espacio, subiendo las escaleras, o descansando sobre una barandilla, levantando la cabeza para oler, abrir o cerrar una puerta, sentarse o levantarse a tener un contacto íntimo y al mismo tiempo crear «formas» en el espacio; el ritual primitivo desde el cual surge la danza, la primera expresión de lo que sería el drama. Este contacto íntimo, ardiente, que una vez fue percibido por el hombre, está ahora en el olvido. Los lugares habituales y comunes hicieron al hombre olvidar la belleza de su «movimiento en el espacio», su movimiento consciente, de mínimos gestos, de menos actitud…– Lina Bo Bardi

https://archxde.com/arquitectos/bo-bardi-lina/

https://www.elmundo.es/cultura/cine/2018/11/05/5bdf25cf46163fc4508b4641.html

Gössel, P. (2007). The A-Z of Modern Architecture (Vol. 1). Deutscher Taschenbuch Verlag.

https://www.cotilleando.com/threads/pintura-museos-exposiciones.123381/page-17

https://www.metalocus.es/es/noticias/lina-bo-bardi-together-en-el-daz

https://elpais.com/cultura/2021-08-25/la-fabrica-de-sao-paulo-convertida-en-arte-por-lina-bo-bardi.html

https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/02-90181/clasicos-de-arquitectura-sesc-pompeia-lina-bo-bardi/pedro-kok-6?next_project=no

https://elpais.com/elpais/2014/08/05/del_tirador_a_la_ciudad/1407217740_140721.html#?rel=mas

https://www.fmirobcn.org/es/exposiciones/5747/lina-bo-bardi-dibuja

Publicado por ilabasmati

Licenciada en Bellas Artes, FilologÍa Hispánica y lIiteratura Inglesa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: