Norteamérica 1920-1940

A finales del siglo XIX se resuelven las condiciones técnicas de estabilidad entre arquitectos e ingenieros y se erigen los rascacielos.

Se tienen en cuenta medidas contra incendios y los problemas de explotación del rascacielo.

A pesar de la fascinación que produce en cuanto a obra de ingeniería arquitectónica, su construcción la determina más la escasez de suelo.

Una vez solventado con efectividad el problema técnico de la construcción, los solares incrementan su valor.

Además de Nueva York, Chicago centra el nuevo movimiento arquitectónico.

El incendio de 1871 asola la ciudad.

Pero a pesar de las consecuencias, las llamas suponen el inicio de la construcción de una ciudad nueva y moderna cuyo protagonistas son los rascacielos que cada vez más altos.

Así se construye pronto edificios altos como el Marshall Field Wholesale Store de Chicago, utilizando en la fachada el arco de medio punto, obra de Henry Hobson Richardson (1885-1887), o la primera estructura de acero, el Home Insurance Building, que William Le Baron Jenney construye también en Chicago (1883-1885).

Junto a ellos Louis Sullivan es el protagonista de la era norteamericana de los edificios altos de aquella época y el representante mas destacado de la Escuela de Chicago.

Aunque Sullivan adorna parcialmente sus edificios con decoración ornamental, en el cambio de siglo formula una idea indispensable de la arquitectura moderna con la rigurosa articulación reticular de la fachada de sus edificios.

La forma sigue a la función.

Supone una novedad que se pueda trabajar y hacer la compra en un mismo edificio que puede albergar tantas personas como una pequeña ciudad norteamericana.

Louis Sullivan

Pero no se desarrolla ningún lenguaje arquitectónico nuevo o autónomo para el nuevo tipo de construcción que representa el skyline en un primer momento.

Los arquitectos norteamericanos no se preocuparon demasiado del debate abierto en Europa sobre las reformas en arquitectura, a los que tachan despectivamente de intelectuales.

La evolución de la arquitectura norteamericana entre 1920-1925 sigue sus propias vías al recurrir a sus propios modelos históricos, revistiendo los edificios tan innovadores desde el punto de vista de la ingeniería técnica con una fachada historia anacrónica.

Aun cuando en Chicago Sullivan inicia la arquitectura moderna de los rascacielos, otros arquitectos mezclan sin rubor elementos modernistas con un lenguaje formal afín al clasicismo, al románico y al gótico.

Esta arquitectura ecléctica clasicista llega a su cenit durante años en el Woolworth Building que Cass Gilbert erige en 1913 en Nueva York para el consorcio de grandes almacenes.

Con sus 260 metros es durante 17 años el edificio más alto del mundo.

Esta torre no solo domina visiblemente la ciudad, sino que refleja la enorme riqueza y el poder económico de la empresa propietaria.

En la sociedad norteamericana, los rascacielos no solo son una señal de progreso técnico y social, sino que años después son un importante símbolo de categoría social y sirven de soporte publicitario e incluso como ocurre con el Chrysler Building, está conformado con elementos que lo publicitan.

El 1922 el periódico Chicago Tribune convoca un concurso para su nueva sede.

Tiene que ser uno de los edificios más bellos del mundo y obviamente tiene que ser un rascacielos.

En el concurso toman parte arquitectos europeos.

Aunque en Europa donde en muchos casos los trazados medievales impiden la construcción de rascacielos, tras la primera Guerra Mundial se despierta el gusto por el rascacielo.

Son muchos los representantes de la nueva arquitectura los que ven el concurso norteamericano una ocasión de oro para erigir un rascacielo con connotaciones de modernidad europea.

Presentan proyecto para el nuevo periódico desde el finlandés Eliel Saarinen, el despacho de Walter Gropius y Adolf Meyer, Adolf Loos, Bruno y Max Taut y Hugo Haring.

Pero aunque sus proyectos, todos son excepcionales y se discuten en muchas publicaciones especializadas y sirven a otros arquitectos como propuestas para sus obras, los norteamericanos se deciden por un proyecto conservador.

Raymond Hood y John Mead Howells construyen en 1925 un rascacielos con reminiscencias góticas.

Pero supone un reconocimiento a la arquitectura europea el que el segundo proyecto clasificado sea el de Eliel Saarinen.

Este proyecto renuncia a los detalles ornamentales y a los arabescos y se caracteriza por su verticalidad.

En el Radiator building (1924) de 21 plantas en negro y oro, vuelve a mostrar una fantasía gótica.

Pero el edificio de nuevo coronado por una estructura en forma de torre, es más abstracto que el de Chicago Tribune.

En la estructura de acero del McGraw Hill Building (NY,1928-1929) es una demostración de la versatilidad del lenguaje arquitectónico de Hood.

De pronto desaparecen de sus obras las reminiscencias góticas y en su lugar utiliza el repertorio de la arquitectura europea contemporánea.

 Las bandas horizontales de las ventanas y los antepechos acristalados, se interpreta como un arreglo de la modernidad europea.

Aunque la simetría y la construcción piramidal escalonada se mantiene dentro de la tradición del rascacielo norteamericano.

El MacGraw Hill Building de Hood es el único rascacielos norteamericano que es incluido en la exposición El estilo internacional de 1932, organizada por Henry Rusell Hitchcok y Philip Johnson.

Poco después en el Daily News Building de Nueva York (1930) Hood vuelve a modificar su principio de configuración.

En lugar de la estratificación horizontal del MacGraw Hill Building, Hood acentúa la verticalidad del edificio.

Hood da vida a la luminosa fachada del rascacielo escalonando las masas de la construcción, según las propuestas de Saarinen en su proyecto del rascacielos del Chicago Tribune.

 Hasta finales de los 20 no se registran en Hood ni una reacción a la arquitectura europea moderna ni un distanciamiento del lenguaje formal neogótico.

En esta época son dos emigrantes austriacos Rudolf Shindler y Richard Neutra quienes contribuyen que la modernidad se asiente en America.

Shindler
Neutra

Inspirados en las casas de campo de Frank Lloyd Wright, en cuyo taller trabaja durante algún tiempo Schindler, no se internan en los ámbitos norteamericanos de los rascacielos sino que desarrollan nuevas concepciones en las viviendas privadas, que superan las obras coetáneas de Le Corbusier o Mies van der Rohe.

Rudolf Shindler está muy influido en el lenguaje formal cubico abstracto de su maestro Otto Wagner y por la obra de secesión vienesa.

1921 construye en California su propia vivienda en la que además se aloja un matrimonio amigo.

Como un espacio de vivienda común, Schindler concibe espacios privados y comunes para las dos parejas dentro de la misma casa y se desentiende totalmente del programa tradicional de espacios representativos del XIX.

En su lugar busca una interpretación del interior y del exterior.

Puertas correderas de gran superficie que dan al jardín y de esa manera los estudios de cada inquilino están en contacto con la naturaleza circundante.

Un patio interior con chimenea exterior incorpora las funciones de la sala de estar tradicional.

El edificio, similar a un bungalow, resulta poco habitual en la utilización de los materiales.

Las paredes son de losas prefabricadas de hormigón y los techos y los marcos de las ventanas, que son de madera oscura, dan al edificio con mobiliario cubico diseñados por el mismo arquitecto un carácter natural de apego al lugar que tiene un guiño a Japón.

En su obra experimenta constantemente con materiales nuevos.

Un ejemplo es la Lovell Beach House que construye para el medico Philip Lovel como residencia de verano.

Alza la casa de vacaciones sobre cinco soportes de hormigón vaciados en forma de 8 y aprovechables en muchos sentidos.

Desde la planta superior totalmente acristalada se divisa el mar por encima de las edificaciones vecinas.

Como la planta superior sobresale de la planta baja, delante de la vivienda hay un espacio protegido cubierto en el que los niños pueden aprovechar para jugar.

La principal ventaja de la vivienda es que su construcción es a prueba de terremotos.

California es una de las zonas del mundo más expuesta a terremotos y de hecho este proyecto supera poco tiempo después un terremoto que hunde los edificios de alrededor y en cambio este proyecto lo aguanta de maravilla.

California es una de las zonas del mundo más expuesta a terremotos y de hecho este proyecto supera poco tiempo después un terremoto que hunde los edificios de alrededor y en cambio este proyecto lo aguanta de maravilla.

Richard Neutra que durante una época está en el despacho de Shindler, para el mismo cliente, erige el proyecto de la Lovell Health House.

Construida en una pendiente de Beverly Hill, se accede al edificio por la planta superior.

La parte destinada a vivienda, muy acristalada produce el efecto de un espacio limitado encajado en el armazón formado por bandas de hormigón horizontales y por una estructura vertical de acero.

La estructura de acero construye solo en 40 horas.

Hay una estrecha relación entre el edificio y la naturaleza circundante, que se convierte en una panorámica por delante del edificio.

Con los proyectos los austriacos no solo se limitan a actuar de receptores de la obra de su maestro Frank Lloyd Wright sino que desarrollan un discurso arquitectónico individual y al mismo tiempo dan entrada a la arquitectura producida en EEUU a la evolución europea contemporánea.

Publicado por ilabasmati

Licenciada en Bellas Artes, FilologÍa Hispánica y lIiteratura Inglesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: