Sasseta

Se desconocen la fecha y el lugar de nacimiento de Sassetta; probablemente nació en la última década del siglo XIV, y dado que su padre, Giovanni, se llama da Cortona, Cortona podría haber sido el lugar de nacimiento del artista.

Adoración de la Virgen por los Magos, Sassetta 1435

El significado de su apodo, Sassetta, es incierto; no se cita en documentos de su época, pero comienza a aparecer en fuentes en el siglo XVIII.

Una de las figuras más importantes de la pintura sienesa del Renacimiento temprano, Stefano probablemente se forma junto a artistas como Benedetto di Bindo y Gregorio di Cecco, pero revela desde el principio una orientación completamente diferente del estilo gótico tardío que domina su ciudad en las primeras décadas de Quattrocento.

Santo Tomas de Aquino de Oracion, Retablo del Arte de la Lana (1423-1426)

Su primera obra que  firma, es el Retablo de Arte della Lana (1423-1426),  que ahora se dividen entre varias colecciones públicas y privadas).

Milagro del Sacramento, panel de la predela del retablo del Arte de la Lana, 1423-1425, Sassetta (Durham, Bowes Museum).

 Su calidad demuestra que en ese momento ya alcanza un nivel muy alto de refinamiento técnico e invención poética, y da testimonio de su conocimiento de las innovaciones artísticas desarrolladas en Florencia por Gentile da Fabriano, Masolino.

Adoración de los Magos, 1423, Gentile da Fabriano (Florencia, Galleria degli Uffizi)

Estas influencias son aún más claras en su segundo encargo de prestigio, el Retablo de la Virgen de las Nieves, pintado entre 1430 y 1432 para la catedral de Siena (ahora en el Palazzo Pitti, Florencia, legado Contini Bonacossi).

Nuestra Señora de las Nieves, 1430-1432, Sassetta (Florencia, Galleria degli Uffizi). A

En torno a estas dos grandes empresas pueden reunirse otras numerosas obras que atestiguan la fama de Sassetta en Siena: el Crucifijo pintado para la iglesia de San Martino en 1433 (hoy sólo sobreviven tres fragmentos con los dos dolientes y San Martín compartiendo su manto con un mendigo , en la colección Chigi-Saracini en Siena); varias imágenes de la Virgen y el Niño (Pinacoteca Vaticana, Roma; Gemäldegalerie, Berlín; Museo Amedeo Lia, La Spezia), así como un políptico pintado para la iglesia de San Domenico en Cortona (Museo Diocesano, Cortona).

San Francisco da su capa a un noble pobre y la visión de la ciudad celeste, detalle, Retablo de San Francisco, 1437, Sassetta (Londres, National Gallery).
San Martín y el pobre, h. 1430, Sassetta (Siena, Colección Chigi Saracini). 

1437 y 1444, el artista participa en la ejecución del gran retablo a dos caras de la iglesia de San Francisco en Sansepolcro (Arezzo), ahora desmantelado, que representa en la portada, o lado de la congregación, la Virgen y el Niño con San Antonio. Abad , San Juan Evangelista (Musée du Louvre, París) y San Juan Bautista y el Beato Ranieri Rasini (Biblioteca Berenson, Villa I Tatti, Florencia); y en el lado del coro, San Francisco en éxtasis (también Biblioteca Berenson, Florencia), ocho historias de la leyenda de San Francisco (National Gallery, Londres; Musée Condé, Chantilly), la Anunciación (Colección Robert Lehman, Museo Metropolitano de Arte, Nueva York) y elCrucifixión (Museo de Arte de Cleveland), así como otras piezas más pequeñas en varias colecciones.

an Francisco y el lobo de Gubbio, 1437, Sassetta (Londres, National Gallery).
San Buenaventura evoca a Francisco « rezando durante la noche, con los brazos extendidos en una pose que forma una cruz, el cuerpo en levitación por encima de la tierra.»
San Francisco ante el papa Honorio, Retablo de San Francisco, Sassetta (Londres, National Gallery).
Sassetta pone en escena una comedia social que le lleva a yuxtaponer la tonsura de los frailes y los capelos cardenalicios. En este espacio estrecho consigue representar a toda una sociedad, evocada principalmente por fragmentos de rostros – una cara de medio perfil o una mirada de reojo detrás de una columna.
Éxtasis de san Francisco y detalle, Sassetta (Settignano, Villa i Tatti). 
Bodas místicas de san Francisco, Retablo de San Francisco, Sassetta, (Chantilly, Museo Condé).

En esta visión, el artista transfigura la realidad de la vida cotidiana en la lúcida irrealidad de una forma rigurosamente ideal, ofreciendo una versión sublime y muy personal del lenguaje artístico del Renacimiento.

El viaje de los Reyes Magos, 1435 Sassetta (Nueva York, Metropolitan Museum).

Además de las Madonnas en Siena (Pinacoteca Nazionale, n. ° 325) y Grosseto (Museo Diocesano), uno de los últimos esfuerzos de Sassetta es un fresco de la Coronación de la Virgen en la Porta Romana de Siena, iniciado en 1447 e interrumpido por su muerte en 1450. Es finalizado por Sano di Pietro, quien también termina el políptico de San Pietro alle Scale, para el cual Sassetta solo había logrado pintar un elemento (San Bartolomé; Pinacoteca Nazionale, Siena).

El beato Raniero libera a los pobres de una prisión Florencia, predela del Retablo de san Francisco, Sassetta, (París, Louvre)

Publicado por ilabasmati

Licenciada en Bellas Artes, FilologÍa Hispánica y lIiteratura Inglesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: