Giovanni Battista Tiépolo (1696-1770)

Italia es puntera en tradición desde los comienzos del Renacimiento en la decoración pictórica de Iglesias y palacios.

En Venecia hay una escuela local especifica cuyo último representante es Giovanni Battista Tiépolo.

Su obra es el final de una tradición de varios siglos atrás y su obra destaca por su sentido teatral y por una gran destreza en la pintura al fresco de la que Italia es patria ya que viene del tiempo de los griegos y más tarde los romanos.

Tiépolo es un artista rápido, brillante e inquieto con una gran capacidad de trabajo y sus obras aportan luminosidad.

Mediante la utilización de colores ligeros en veladuras sucesivas consigue una atmosfera limpia.

Sus frescos iluminan las estancias haciéndolas más amplias y alegres, lo que hace que tenga una gran demanda de trabajo de todos los decoradores del continente que requieren su presencia.

Desde los frescos para la catedral y el palacio arzobispal de Udine, confeccionados durante los últimos años de 1720 y comienzos del 30, los del palacio Casati-Dugnani de Milan (1731) o los del palacio Labia de Venecia (1740-1750) hasta la Kaiseraal en Wurtzbourg (1753), su progresión profesional es ascendente.

Es el más extraordinario pintor del XVIII que se casa con una Guardi, ilustre familia de pintores venecianos y es a su vez padre de dos buenos artistas, Giandomenico Tiepolo (1727-1804) y Lorenzo Tiépolo (1736-1776).

Su pintura al fresco envolvente tiene un decorado espectacular, que retrotrae a la obra de arte total soñada por los románticos posteriores y que Wagner piensa como misión y destino de la ópera.

Destaca su obra en Madrid donde es requerido por Carlos II, allí pasa sus últimos ocho años de vida según Calvo Serraller amargado por las intrigas de la competencia feroz de Antón Rafael Mengs (1728-1779) que es Neoclásico, es decir antagonista suyo y competencia directa.

Como genio que es, se puede permitir el lujo de vivir su época y adelantarse a la siguiente sin por ello desmerecer que es lo que hace.

El no logra triunfar en las capitales de moda por entonces como Paris o Londres, su clientela es local del Véneto y el norte de Italia, aunque triunfa en Baviera y mas al norte y su nombre llega hasta Suecia.

Publicado por ilabasmati

Licenciada en Bellas Artes, FilologÍa Hispánica y lIiteratura Inglesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: