El retrato y demás géneros menores en el norte de Italia siglo XVIII

Como he dicho todo lo que no sea pintura histórica son géneros menores, pero la pintura de escenas cotidianas y populares anónimas está arraigada en el norte de Italia desde el siglo XVI hasta el XVIII.

Según el Thyssen que hace una exposición de este autor destaca Pietro Longhi (1702-85) con unos cuadros de interiores domésticos venecianos, casas habitadas por burgueses que muestran otra cara diferente de Venecia.

Hace una crónica íntima y oculta de la ciudad, con un inventario visual excepcional, que se convierte en cronista al no poseer un sentido satírico de la pintura.

Hijo de Alessandro Falca, un pintor y orfebre activo en Venecia. Pietro Longhi es el artista de la burguesía veneciana durante el segundo tercio del siglo XVIII.

No existe ningún documento anterior a 1732, año en el que se casa en Venecia, según su hijo, el pintor Alessandro Longhi, Pietro se forma en el taller de Antonio Balestra, un seguidor de Carlo Maratta. También se ha sugerido un posible aprendizaje con Giuseppe Maria Crespi.

La trayectoria de Longhi está sin documentar entre 1734 y 1737, pero es en esos años cuando el artista abandona las composiciones históricas de sus inicios para comenzar a trabajar en pequeñas escenas de género.

En 1737 Longhi se inscribe por primera vez en la fraglia de Venecia, el gremio de pintores.

 Su cronología es difícil de establecer por la ausencia de fechas en su obras, no obstante,  se sabe que sus primeras composiciones en el género trataban temas de la vida cotidiana, como La Polenta, en Ca’Rezzonico, y escenas de bailes o tabernas, como El borracho, en una colección privada en Biella, o La pareja feliz también en Ca’Rezzonico.

En 1741 pinta El concierto, hoy en la Galleria dell’Accademia, Venecia, una escena de pequeño formato de colores claros y amables ambientada en el interior de una residencia noble de Venecia.

 Destaca tambien en el retrato Rosalba Carriera (1675-1757) que utiliza el pastel y la miniatura, llegando a alcanzar fama por toda Europa, en concreto en Francia.

Dice el blog de Concha Mayordomo que Rosalba Carriera nace en Venecia (Italia) en 1675, su familia proviene de la baja clase media y de niña comienza su carrera artística realizando patrones de encaje para su madre, que se dedica a este comercio.

Los visitantes extranjeros destacados que acuden a Venecia, jóvenes hijos de la nobleza en su gran viaje y diplomáticos, rivalizan por ser pintados por Rosalba.

Entre los retratos de este primer periodo, se encuentran los de “Federico IV de Dinamarca”, los de las doce damas más hermosas de la corte veneciana, la Artista y su hermana Naneta y Augusto el Fuerte de Sajonia quien adquiere una amplia colección de sus pasteles.

Con la popularidad del tabaco en polvo, comenzó a pintar miniaturas para las tapas de las cajitas de rapé con graciosas figuras femeninas y fue la primera pintora que usó marfil con este propósito.

Es la primera en utilizar esa técnica, lo que dio a sus miniaturas la luminosidad que caracterizan sus obras, e igualmente, es la primera en no seguir las reglas académicas según las cuales una miniatura debía realizarse con trazos y puntos breves y bien amalgamados; en lugar de ello, Carriera utilizó el trazo veloz característico de la pintura veneciana.

Gradualmente comienza a pintar retratos, siendo pionera en el uso exclusivo del pastel para este fin.

En 1705, es aceptada como académico di merito por la Academia de San Lucas romana, un título reservado a los pintores no romanos, con la miniatura sobre marfil Fanciulla con Colomba.

En 1720 es admitida en la Academia de Bolonia.

Y al siguiente año, mientras esta en París como invitada del gran aficionado y coleccionista de arte Pierre Crozat, pinta a Watteau, a toda la nobleza y a la realeza, desde el rey, hasta el regente.

Por todo ese buen hacer es elegida miembro de la Academia Francesa por aclamación.

 Sus hermanas Angela y Giovanna, aunque particularmente Giovanna, la ayudaron en la pintura, para poder cumplir con los cientos de retratos que la encargan.

En la Corte de Viena retrata a varios miembros de la familia real y es recibida con mucho entusiasmo por gobernantes y cortesanos.

También hace un largo viaje a la corte del rey de Polonia, donde tiene como alumna a la Reina. El rey reune una amplia colección de sus obras que más tarde formaron la base de la gran colección de la galería Altemeister de Dresde (Alemania).

En Prideaux Place en Cornualles (Inglaterra) se conserva un retrato de Rosalba pintado por Humphrey Prideaux, en el que existe la leyenda de que escondió una carta de amor.

Carriera tuvo muchos amigos masculinos, pero no llegó a casarse.

De la serie de autorretratos que se conservan, destaca el de 1740 que forma parte de las colecciones reales de Windsor.

Los muchos autorretratos revelan un desarrollo psicológico y moral de la pintora, desde el que muestra la juventud y alegría del primero de 1709, conservado en los Uffizi, en el que se representa a sí misma mientras pintaba a su hermana, hasta el último de 1746, donde aparece envejecida y triste, que parece indicar su estado de ánimo poco antes de la operación sobre una enfermedad en la córnea.

Sufre dos operaciones pero no sirven de nada, hasta el punto de llegar a quedarse completamente ciega.

Sobrevive a toda su familia, pasando sus últimos años en su pequeña casa en el área de Dorso-Duro de Venecia donde transcurre gran parte de su vida.

Publicado por ilabasmati

Licenciada en Bellas Artes, FilologÍa Hispánica y lIiteratura Inglesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: