Flaxman, Fuseli, Blake, lo Sublime en el Arte Británico del XVIII

Lo sublime es un concepto de la antigüedad derivado de una obra de Longino que consiste en una belleza extrema que lleva al espectador al éxtasis más allá de la racionalidad incluso provocar dolor por ser imposible de asimilar que ahora emerge para sustituir a lo bello.

A diferencia de lo bello que provoca agrado o placer, lo sublime es una mezcla de pesar y placer.

En la belleza ha de haber sintonía entre razón y sensibilidad mientras que en lo sublime entran en confrontación

Hay que decir que este concepto es redescubierto en el Renacimiento, goza de gran popularidad en el Barroco y también durante el siglo XVIII alemán e inglés y sobre todo en el primer Romanticismo.

John Flaxman (1755-1826) pintor, grabador, dibujante, ilustrador y escultor es un representante artístico muy influyente en la estética de lo sublime en la segunda mitad del siglo XVIII que trabaja en Gran Bretaña.

Junto a Blake y Fussli colabora en diferentes trabajos de ilustraciones y forman un grupo impulsor del romanticismo inglés.

Ilustra la Ilíada y la Odisea de Omero que se reivindican entonces frente a la poesía de Virgilio, consigue en esas ilustraciones una gran simplificación lineal.

Influye en el pintor francés David y en Jean Auguste Dominique Ingres quien lo nombra como su mayor influencia y para Calvo Serraller Flaxman y Blake se inspiran en Goya que es el precursor de todo el arte contemporáneo.

Johann Heinrich Füssli (1741-1825) suizo, educado en los círculos del romanticismo alemán se instala en Londres y se cambia el nombre por Henry Fuseli, que recibe una formación religiosa para ser pastor protestante previa, habiendo absorbido las ideas de la Ilustración y del Romanticismo comienza con un discurso artístico de lo sublime.

Entre 1770-78 esta en Italia donde se fascina por Miguel Ángel y el Manierismo del XVI, pero representa un romanticismo alemán de mundo nocturno y terrorífico, lo que lo hace una figura fundamental para la transición entre el Neoclásico y el Romántico.

Mas que un pintor nato, es un intelectual abocado a la pintura para expresar sus inquietudes.

Su cuadro mas famoso es La Pesadilla (1771) que provoca gran impacto en la sociedad londinense.

Adelanta imágenes que un siglo después explica el Sicoanálisis de Freud y que entusiasma a la vanguardia del Surrealismo.

William Blake (1757-1827) es un excepcional poeta, un buen grabador, que detesta la pintura porque para es sinónimo de imprecisión y oscuridad, defiende la acuarela y la tempera, odia a Joshua Reynolds y Thomas Gainsborough a los que considera enemigos del arte.

Detesta a Rubens, Van Dike, Tiziano, Corregio y Rembrandt a los que llama demonios venecianos y flamencos.

Blake es un místico que autodidacta crea un universo personal propio, muy original y no siempre bien entendido.

Cultiva temas sublimes desde una visión fantástica con intención alegórica.

Prefiere la pintura al temple y los grabados coloreados sobre los que en ocasiones escribe su poesía.

Publicado por ilabasmati

Licenciada en Bellas Artes, FilologÍa Hispánica y lIiteratura Inglesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: