El transito de lo bello a la libertad. Lo Sublime, Laoconte y Schiller la nueva categorías estéticas para este nuevo arte del XVIII

Para entender este nuevo cambio de paradigma en arte arte, es imprescindible la comprensión del concepto sublime, que ya esta en época helenística, que solo en el XVIII se adopta como termino absoluto.

Edmund Burke es a traves del tratado publicado en 1756 (y rapidamente reeditado y traducido a varios idiomas) A Philosophical Inquiry into the Origin of our Ideas of the Sublime and Beautifual el promotor y divulgador del concepto de sublimidad artística.

Es un perfil de personalidad ilustrada, individuo de gran erudición, ademas de miembro del parlamento, por lo que no divulga la dimensión de lo sublime solo desde un punto de vista estético sino también político.

La categoría estética de lo sublime deriva de la obra Sobre lo sublime del retórico Longino que consiste en una grandeza o belleza extrema que es capaz de transportar al espectador a un éxtasis mas allá de la racionalidad o provocar dolor por la imposibilidad de asimilación.

Supone el dominio de una fuerza superior en sentido absoluto, ante la que estamos perdidos, es como un temor controlado que atrae al alma, como el vacio, el infinito, la inmensidad.

Es lo sublime un asombro sin peligro, es la pasión que roba a la inteligencia cualquier poder. Se presenta como lo inesperado y excesivo.

Segun Burke lo bello es aquello bien formado y placentero estéticamente, mientras que lo Sublime es aquello que tiene el poder de hacernos evocar y destruirnos.

La preferencia de lo Sublime por lo Bello es lo que marca la transición del Neoclásico al Romanticismo.

Emerge en un contexto donde desde el punto de vista económico y político hay un cambio de paradigma, no solo por el desarrollo científico técnico en la producción agrícola o al incremento de la producción manufacturada, o a la mejor comunicación y el transporte gracias a las maquinas, sino por el carácter absoluto del Antiguo Régimen.

Esto tiene su ejemplo político en la independencia de América y la Revolución Francesa.

En 1776 G. E. Lessing publica Laoconte o Sobre las fronteras de la poesía y la pintura, en el que se arremete contra la identidad entre literatura y artes plásticas.

Lo que cambia el mapa estético y modifica los perímetros de lo que corresponde a cada disciplina artística.

Ahora las artes divergen donde antes convergían y además el criterio para establecer su territorio rompe con el dogma moral del contenido.

Lessing divide las obras por su carácter espacial y temporal, siendo así semejantes o antitéticas y por primera vez el arte se define como tal por la forma del medio empleado y no por el mensaje que comunica a través de él.

En el capitulo tercero Lessing alude a la descomposición del concepto de belleza tradicional.

Él considera superior la poesía a la pintura al incorporar el concepto de tiempo.

Es uno de los mejores representantes de la ilustración alemana y se convierte en el pionero intelectual al servicio de la burguesía.

No considera el concepto de la verdad como algo estático.

Por lo que los limites de la verdad y la expresión son débiles porque no reducen su deslegitimación del principio clásico de que una imitación artística es solo cuando se aplica para la belleza, sino que amplían el horizonte hacia infinidad de vias nuevas, pues si el concepto verdad se ha relativizado el de expresión tampoco tiene restricción alguna.

Con lo que plantean Lessing y Burke se comienza el alejamiento de lo bello en pos del concepto de libertad ahora fundamento de lo estético en arte.

Pero el concepto libertad no solo es el piloto en el cambio de paradigma en las artes como liberación de una tradición anquilosada que impide un proyecto de futuro, sino tambien hay un paralelismo en la política en la que emergen no solo la Revolución Francesa, sino revoluciones por toda Europa.

Shiller en 1793 publica Kallias y en 1795 Cartas sobre la educacion estetica del hombre, en esta ultima comenta que si al hombre se le limita el enfrentamiento por la fuerza a otros hombres mediante la ley y la carcel, en el estado estetico otorgar la libertad por medio de la libertad es la lo fundamental.

Entre la publicación de Burke y de Schiller pasan 40 años, que marcan el principio y fin de la revolución y formulan la senda del nuevo arte.

Todos los artistas asimilan el cambio de gusto en la ultima década del XVIII (desde Goya a Benjamin West, Henry Fuseli, James Barry, Angelica Kauffman, Jaques-Louis David, John Flaxman, Henry Raebun, William Blake etc).

Publicado por ilabasmati

Licenciada en Bellas Artes, FilologÍa Hispánica y lIiteratura Inglesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: