Benedicto IX

Benedicto IX es uno de los papas más polémicos y corruptos de la historia que llega a sumo pontífice siendo poco más que un adolescente.

Su terrible comportamiento y absoluta desconsideración por la institución hace que se ganase muchos enemigos. Sin embargo, a pesar de su actitud vil e impía, llega a ser papa en tres ocasiones.

Se lo recuerda como uno de los peores papas de la historia, ¿pero ¿quién fue en realidad Benedicto IX (c. 1012–c. 1056) y por qué era tan odiado?

Benedicto IX, de nombre secular Teofilacto de Túsculo, nace en Roma (Italia).

Es el sobrino de dos antiguos papas, Benedicto VIII y su predecesor, Juan XIX.

Teofilacto llega a sumo pontífice en 1032 gracias a la influencia de los poderosos y adinerados condes de Túsculo.

Su propio padre asegura que lo elijan papa con sobornos. De esa forma, se convierte en obispo de Roma y gobernante de los Estados Pontificios sin casi ningún tipo de preparación.

Benedicto IX siembra el caos desde el inicio de su papado con tan solo 20 años. Su inusual conducta hace que lleve una vida de violencia y desenfreno. El Palacio de Letrán es el escenario de muchas de sus cuestionables juergas.

Para sorpresa de nadie, la falta de principios del pontífice hace que se gane muchos enemigos que no dudan en acusarle de confabular con el mismísimo diablo por las noches.

Sus detractores no tardan en urdir un plan de asesinato para deshacerse de él. Un día, varios de ellos se adentran en la basílica de San Pedro armados con garrotes.

Cuando estan a punto de echarle el guante a su presa, el destino interviene en favor de Benedicto. Un eclipse solar deja la basílica en penumbra, despertando el temor de sus adversarios. Aprovechando la confusión, el papa huye del edificio.

Considerado indigno de la Cátedra de san Pedro, los enfurecidos habitantes de Roma expulsan a Benedicto IX de la ciudad en 1045. A pesar de ser sustituido por Silvestre III, el pontífice caído en desgracia se niega a darse por vencido.

El papado de Silvestre es más bien breve. En cuestión de pocas semanas, en medio del caos y la confusión, Benedicto regresa a Roma, derroca a su sucesor y vuelve a hacerse con el poder por segunda vez.

Como si nada hubiera pasado, Benedicto IX vuelve a ocupar en Palacio de Letrán. Cabe mencionar que durante la época de los Estados Pontificios los papas rara vez residen en el Vaticano. Este palacio es la residencia habitual de los sumos pontífices durante unos mil años.

Más pronto que tarde, Benedicto vuelve a hacer gala de sus malos hábitos. No tarda en excomulgar a los líderes eclesiásticos que se han opuesto a él y en entregarse a una vida de crueldad y fornicación.

Un buen día decide que ya no quiere saber nada más del papado no sin antes aprovecharse de su posición de poder.

En 1045, en un extraordinario acto de traición, Benedicto IX le vende el papado a su padrino, Giovanni Graziano, un sacerdote romano que a cambio le ofrece una jugosa pensión. En mayo de 1045, Graziano pasa a ser Gregorio VI. Su llegada al papado debe haber sido motivo más que suficiente de escándalo.

Al año siguiente, en un giro de los acontecimientos, tanto Benedicto como Silvestre regresan a Roma y ambos reivindican el papado.

El 10 de diciembre de 1046, Enrique III, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, convoca el Concilio de Sutri con el propósito de poner orden en el papado de una vez por todas.

Gregorio y Silvestre defienden su postura delante del emperador, pero Benedicto se encierra en su castillo. Al final, Enrique III rechaza a los tres y declaró sumo pontífice a Clemente II.

Todo el mundo espera grandes cosas de Clemente II, pero el sumo pontífice muere en menos de un año. No tardan en correr los rumores de que había sido asesinado, probablemente a manos del contrariado Benedicto. Sea cual fuere la causa de su muerte, su fallecimiento hace que el papado quede vacante, por lo que alguien no tarda en reclamarlo…

El 8 de noviembre de 1047, Benedicto se convierte en sumo pontífice por tercera vez.

Roma, sin embargo, nunca perdonado a Benedicto por haber vendido el papado, por lo que sigue estando acusado de simonía (la compra o venta de bienes considerados espirituales).

Por si esto fuera poco, la escandalosa predilección de Benedicto por la magia negra, los placeres carnales y el dinero ajeno no tarda en enfurecer a Enrique III.

Furioso con el hombre sin escrúpulos que está al frente de la Santa Sede, Enrique III ordena su inmediata expulsión del Palacio de Letrán.

El 17 de julio de 1048, Bonifacio III de Toscana, bajo las órdenes de Enrique III, llegó a Roma y se enfrenta a Benedicto. Bonifacio proviene de la familia de Canossa, una de las casas nobles más poderosas de Italia. Básicamente, ¡no querías tenerlo como enemigo!

Benedicto es expulsado de Roma y nunca más se le vuelve a ver por la ciudad.

Benedicto es sustituido por Dámaso II. Su papado empieza el 17 de julio de 1048 y acaba el 9 de agosto de ese mismo año. Muchos comienzan a especular sobre la causa de su muerte y no tardan en apuntar con el dedo a Benedicto (otra vez).

A día de hoy sigue siendo un misterio qué fue del pontífice excomulgado. Lo más probable es que se dirigiese a Grottaferrata, una pequeña localidad a 20 km al sureste de Roma.

Habiendo renunciado a cualquier posibilidad de recuperar el papado, Benedicto probablemente se refugia en la abadía de Grottaferrata, donde se cree que lleva una vida de penitencia desde 1055 hasta 1056.

De hecho, hay quienes creen que sus restos mortales descansan en las catacumbas que hay debajo de la abadía.

Lo que sí es cierto es que a Benedicto IX se lo recuerda como uno de los papas más polémicos de la Iglesia católica y el más corrupto.

Así fue la vida despreciablemente impía de Benedicto IX (msn.com)

https://es.wikipedia.org/wiki/Benedicto_IX

Publicado por ilabasmati

Licenciada en Bellas Artes, FilologÍa Hispánica y lIiteratura Inglesa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: