Juana de Austria

Es una regente culta y poderosa del siglo XVI que va mas allá. Nada más llegar al poder, se preocupa de las cárceles del reino, les adjudica a los presos un abogado para su defensa y propone que en los presidios de mujeres haya religiosas que saquen a los niños a pasear al aire libre al menos dos días a la semana. Además, llega a entrar en la compañía de Jesús. A pesar de que no tienen cabida las mujeres, la infanta lucha por unirse a ellos, objetivo que consigue en secreto y adoptando una identidad masculina como Mateo Sánchez. 

Juana de Austria con su hijo Sebastian futuro rey de Portugal

Su papel en la realeza no se limita a dar herederos y establecer lazos entre los reinos, papel que seguían muchas de las mujeres que pertenecen a las dinastías por aquella época. Llega a tener mucho poder y responsabilidad política. La princesa nace el 24 de junio de 1535 en Madrid mientras su padre, el emperador Carlos V se encuentra defendiendo sus posiciones en África. Su madre, la emperatriz Isabel de Portugal, muere cuando tiene 4 años. Se queda sola junto a su hermano mayor, el que más tarde sera Felipe II y su hermana María, ya que sus otros tres hermanos mueren al poco de nacer.

Por aquella época, España tenía la mirada puesta en Portugal, por lo que el 11 de enero de 1552 Juana se casa con apenas 17 años con su primo hermano Juan Manuel, hijo de Catalina, hermana de su padre. El matrimonio no dura mucho. El príncipe muere de tuberculosis, y 20 días después, en enero de 1554, nace su hijo Sebastián. Pero a los 4 meses, su tía doña Catalina le comunica que debe abandonar Portugal para volver a Castilla por orden del emperador. Tiene que ser la gobernadora en ausencia de su padre, Carlos V., y de su hermano, Felipe II.

Tímida y callada, es como se define en sus papeles por su puño y letra. Comportamiento que le reprocha su tía y suegra Catalina, que no entiende que sea así. Mis ropas no son muy apreciadas por las damas jóvenes, ¡porque siempre visto de negro! Hago traer de las Indias un vegetal que se llama palo de Campeche, que cocido con las telas les proporciona un negro muy puro y brillante.

Durante las comidas le gusta hablar de arte, de jardines, de objetos pintorescos, de lugares cercanos o lejanos, de música o lecturas profanas. No esta de acuerdo con la excesiva presencia de la carne en los platos.

Yo soy amiga de las aves y los huevos, pero menos de la caza. Me gustan las verduras y las frutas, pero no tanto los postres muy elaborados y los guisos muy cocidos. Además, no muy amiga de los vinos.

Los encontraba pesados, y por eso los hacía colocar en cristal en vez de en metal, pues cree que este proporciona al vino un excesivo sabor.

Nunca recibí una preparación especial para gobernar. En aquellos primeros días que pasé con mi hermano Felipe en La Abadía de los Alba establecí mi primer contacto con una tarea que desconocía.

Juana de Austria por A. Moro

Relata la princesa en sus escritos de 1554 que muestra el libro Las hijas de Carlos V. (La Esfera). El libro relata la historia de María y Juana de Austria, hijas de Carlos V y de su esposa Isabel, dos mujeres que llegan a tener responsabilidades políticas. Con el paso del tiempo, su recuerdo se ha perdido, y precisamente con esta novela, Magdalena Velasco Kindelán, pretende recrear la vida de estas dos mujeres fuertes y cultas.

Apenas recuerdo ya las múltiples cuestiones de las que me ocupaba. Por una parte, todo lo referente a mejorar las defensas de España, con la producción de barcos, municiones, reparar las fortificaciones en Levante y Galicia. También la continua reforma de las obras públicas como puertos, puentes y caminos.

Además de eso, la princesa de Portugal facilita la navegación de ríos y la creación de regadíos, fomenta la ganadería y la exportación de lanas.

Entra en la Compañía de María de forma secreta y con el pseudónimo de Mateo Sánchez en sus escritos para que no la identifiquen

Juana de Austria por Sánchez Coello

En sus primeros meses de gobernadora pide al padre Ignacio de Loyola que esta en Roma que le admita en la Compañía de Jesús. Sabe que algunas mujeres ya lo han solicitado y que él se niega. De Loyola piensa que el régimen de vida de los jesuitas es muy activo, inapropiado para las mujeres y que la atención sacerdotal que exige una rama femenina quita fuerzas a los varones sacerdotes para dedicarse a las tareas de la Orden, que requieren gran movilidad y disposición para viajar en duras condiciones. Pero, aun así, ella insiste y consigue que la acepten como miembro de la Orden. Eso sí, de forma secreta y con el pseudónimo de Mateo Sánchez en sus escritos para que no la identifiquen. 

Juana de Austria por Pantoja de la Cruz

Nada más llegar a Castilla se preocupa por los presos en las cárceles del reino.

El informe que se me presenta es dramático.

Juana de Austria por Sofonisba Anguissola

Se aumenta la dotación de dinero y se mejora su control. Se ordena también la atención espiritual a los presos y se da orden de que todos tengan abogados para su defensa. Proponen también que los presos por deudas no estén en las mismas cárceles que asesinos y ladrones y que en los presidios de mujeres haya religiosas que saquen a los niños a pasear al aire libre al menos dos días a la semana.

Otro tema que me preocupa es la lentitud de los procedimientos y se da orden de aumentar el número de abogados y escribientes al servicio del rey. Yo empiezo a señalar días y horas para escuchar quejas y peticiones, y se lo mando también a los miembros de los consejos en sus materias propias. También quiero que se pague bien y a tiempo a los criados y servidores y a los proveedores, que son muchos. Además, me ocupo de la reforma de las órdenes religiosas femeninas.

Sebastian I de Portugal hijo de Juana

El tiempo que comparte con la reina Isabel de Valois, tercera esposa de Felipe II, es muy alegre.

Los años que estuve al lado de la reina Isabel me hice joven otra vez. En las habitaciones de la reina había de modo frecuente risas y canciones.

El emperador Carlos I, padre de Juana

Con frecuencia organizan fiestas, mascaradas, representaciones y, lo que más le gusta a la princesa Juana, conciertos. Montan a caballo por Casa de Campo, cazan algunas liebres y perdices, y luego comen algunos fiambres y pasteles en algún claro del bosque.

Isabel de portugal, madre de Juana

Felipe II, hermano de Juana

San Francisco de Borja por Alonso Cano

https://www.artycultura.net/2016/06/juana-de-austria-de-regente-de-espana.html?spref=pi

Juana de Austria, la regente culta y poderosa del siglo XVI (msn.com)

Publicado por ilabasmati

Licenciada en Bellas Artes, FilologÍa Hispánica y lIiteratura Inglesa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: