Bauhaus mon amour

La mayoría de la gente asocia la palabra Bauhaus a arquitectura. Una estética austera que genera miles de torres de apartamentos.

Pero la Bauhaus es más que un estilo arquitectónico, representa una nueva forma de pensar.

Y a un siglo de su nacimiento hacia fines de la Primera Guerra Mundial, sus ideas aún establecen el patrón que rige nuestra vida.

La Bauhaus es fundada en 1919 en la ciudad alemana de Weimar, por un arquitecto prusiano llamado Walter Gropius.

Pero allí no se enseñaba arquitectura. Se trataba de una escuela de arte diferente de cualquier otra.

En lugar de dibujos de desnudos o naturaleza muerta, los estudiantes aprenden a ver el mundo en una forma completamente nueva.

Bauhaus significa literalmente casa en construcción, pero Gropius no desea sólo erigir edificios. El arquitecto desea crear una nueva clase de artistas que pueda involucrarse en todas las disciplinas.

Las escuelas de arte tradicionales eran conservadoras y elitistas. Y los colegios técnicos eran convencionales y deprimentes.

Gropius derriba las barreras entre las bellas artes y el arte aplicado.

No hay una diferencia esencial entre un artista y un artesano.

Sus alumnos aprenden cerámica, impresión, encuadernación y carpintería.

Estudian topografía y mercadotecnia. Vuelven a la esencia de sus disciplinas y comienzan a ver al mundo de una forma diferente. Dice Gropius:

Un objeto es definido por su naturaleza.

Para diseñarlo de forma que funcione apropiadamente, debe estudiarse en primer lugar su naturaleza. Y para que satisfaga su propósito a la perfección, debe cumplir su función en forma práctica.

En lugar de sentarse a escuchar lecciones en salones sin vida, los estudiantes de Gropius asisten a talleres. Y aprenden haciendo.

Los resultados son extraordinarios. La Bauhaus produce una diversidad increíble de artefactos, desde lámparas Anglepoise, con sus pantallas de aluminio orientables y sus brazos articulados, hasta juegos de ajedrez. Todos los diseños se distinguen por su funcionalidad y elegancia.

Son simples y útiles y su simplicidad los hace bellos. En una época en que prima la ornamentación, este diseño simplificado es revolucionario.

Es el comienzo del diseño. Dice Gropius:

Los talleres Bauhaus son laboratorios en los que prototipos de productos aptos para la producción en masa son desarrollados con esmero y mejorados continuamente.

En estos laboratorios, la Bauhaus entrenará y educará un nuevo tipo de trabajador para la artesanía y la industria, que domine tanto la tecnología como la forma.

No todos comparten su visión.

En las elecciones locales de 1924, los liberales que apoyan a la Bauhaus son derrotados y el nuevo partido conservador corta los fondos destinados a la escuela.

El 1 de abril de 1925, exactamente seis años despues de su inauguración, la Bauhaus es obligada a cerrar sus puertas.

Pero para entonces es conocida mucho más allá de Weimar y otra ciudad alemana, Dessau, le ofrece un hogar.

El gobierno local de Dessau encarga un edificio espectacular diseñado por el mismo Gropius. Y es en esta sede que la Bauhaus alcanza su plenitud.

En Dessau, Gropius comienza enseñando arquitectura, pero luego agrega otras disciplinas.

La escuela ofrece talleres en tejidos, trabajo en metal, fotografía y escenografía.

Gropius deja la escuela en 1928 para reanudar su carrera de arquitecto, pero la institución se fortalece aún más bajo el nuevo director, Hannes Meyer.

El papel Bauhaus para empapelado se transforma en el producto mejor vendido de la escuela. Finalmente, una escuela de arte demostraba de esa forma que podía generar sus propios recursos.

Pero la política alemana esta cada vez más polarizada y el apoyo a los nazis no para de crecer.

En 1930 las autoridades municipales de Dessau despidieron a Meyer por tendencias comunistas y en 1931 los nazis ganan las elecciones locales.

Una de sus promesas de campaña había sido cerrar la Bauhaus, a la que llamaban un centro de bolchevismo cultural.

Afortunadamente el edificio diseñado por Gropius sobrevive y aún existe, pero los estudiantes y profesores huyen.

Muchos de ellos encuentran un nuevo hogar en una vieja fábrica en Berlín y la escuela pasa a estar dirigida por Mies van der Rohe.

Sin embargo, Hitler clausura la escuela tras su ascenso al poder en 1933.

¿Por qué los nazis se sintieron tan amenazados por la Bauhaus? ¿Por qué temían tanto una escuela de arte que diseñaba muebles futuristas y platos de cocina? El motivo es que la Bauhaus representa una visión del mundo diametralmente opuesta al nacionalsocialismo.

El nazismo es nostálgio y nacionalista. Bauhaus es cosmopolita y vanguardista. La naturaleza internacional de la escuela deja en evidencia cuan absurdas eran las fantasías racistas de Hitler.

En cierto sentido, la persecución de la Bauhaus por parte de los nazis es un halago indirecto. Los nazis odian a la escuela y todo lo que representa, pero tienen miedo de su poder.

Irónicamente es la persecución de la Bauhaus lo que asegura su superviviencia. Si hubiera sido patrocinada por el Tercer Reich habría perecido junto a él. Pero el exilio hace que su filosofía se expandiera a nivel mundial.

Gropius y Mies van der Rohe emigran a Estados Unidos, y a ellos se suman otros maestros de la Bauhaus como Josef Albers, Herbert Bayer, Walter Peterhaus y Laszlo Moholy-Nagy.

En 1937, Moholy-Nagy fundó la Nueva Bauhaus en Chicago. En 1938, el Museo de Arte Moderno de Nueva York dedica a la escuela una exhibición que es un gran éxito de taquilla.

La escuela Bauhaus tenía asegurada su continuidad.

¿Pero qué es exactamente el estilo Bauhaus? Como todos los clásicos en materia de diseño lo reconoces apenas lo ves.

El lema de Mies va der Rohe, menos es más, ayuda a comprender el estilo de la escuela.

Otros de sus principios son: la forma debe seguir a la función, cada elemento se reduce a lo esencial, todo debe adecuarse a su propósito.

El resultado es austero, pero extrañamente agradable a la vista.

Sin embargo, la gran prueba de la inmensa influencia de la Bauhaus es cuan familiar se ha vuelto.

Al recorrer el Archivo Bauhaus en Berlín (un edificio futurista diseñado por Gropius y construido después de su muerte) las exhibiciones parecen contemporáneas. Sólo al leer las descripciones de los objetos se percibe que se trata de diseños de casi 100 años.

https://www.bbc.com/mundo/vert-cul-42096241

Publicado por ilabasmati

Licenciada en Bellas Artes, FilologÍa Hispánica y lIiteratura Inglesa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: