Vasily Kandinsky. La sinestesia y la emoción de la abstracción pura

V

El Expresionismo en el mundo nórdico y germano es una tradición en escultura, grabado, dibujo y pintura, por lo que la violenta pasión que genera el fin de siglo XIX, hace que emerja una actitud que es inherente a este carácter y que realidad siempre ha estado ahí instalada ahi.

Infinidad de artistas de distantes puntos geográficos reivindican la paternidad de la Abstracción porque es la sensibilidad de la época.

Destacan Kupka, el pintor lituano Mikolajus K. Ciurlionis, el alemán Adolf Hoelzel, el americano Arthur Dove, Kattarina Schafner de Praga, o los artistas de Art Nouveau Henry van de Velde, Herman Obrist y August Endell.

Pero el primero que pinta e investiga los vínculos entre música y pintura es Kandisky, que es el líder de los artistas de Munich que se denominan a si mismos como Der Blauer Reiter (El jinete azul), su propósito que escribe Kandinsky en De lo espiritual en el arte ( Ube das Geistige in der Kunst) no es mejorar el mundo ni cambiar la sociedad, sino de que el arte puro no se ocupe de los problemas de los demás, ni de salvar al mundo, ni de perseguir propósito alguno ni sea algo metafórico, sino que sea un acto de creación independiente y satisfecho de si mismo, totalmente desvinculado de lo demas.

El mundo es cada vez mas un lugar complejo que necesita un arte acorde y Alemania se hace estado independiente en 1870 y desde ese preciso instante comienza con una historia agónica en busca de su identidad.

Hay también un gran desarrollo de la ciencia y la tecnología a la que los artistas no son ajenos, por lo que desde la teoría del color de Newton, Euler y Huygen, la teoría del color plano de Castel, la teoría de la luz, la cosmologia, la mecánica cuántica, unido al desarrollo de la fotografiá y los métodos de reproducción técnicos, se produce una continuación de las investigaciones de los artistas románticos del paralelismo sinestésico entre la pintura y la música, el color y el sonido.

Vasily Vasilievich Kandinsky nace en Moscú, en 1866 y muere en Neully-sur Seine.

El Expresionismo Abstracto domina el siglo XX durante 50 años.

Pasa la infancia en Odessa y se gradúa en la Escuela de Arte Grekov Odessa.

En Rusia le impacta Rembrandt del Hermitage de San Petersburgo, también Los Pajares de Monet y el Lohengrin de Wagner en Moscú.

Estudia en Universidad Estatal de Moscú, donde finaliza Derecho y Economía, tras lo cual ejerce la profesión con tanto éxito que le ofrecen un puesto de profesor de Derecho Romano en la Universidad de Dorpat, pero decide dedicarse a la pintura.

Percibe que la música puede ser representada a través del color y la forma, por lo que abandona su carrera de profesor de la universidad y se entrega de lleno al arte.

Se trata de un intelectual refinado con una gran capacidad y preparación, amante de la música, las ciencias naturales y las matemáticas, que decide un cambio de rumbo de su vida a los 30 años.

En 1889, año de la publicación de Essai sur les données inmédiates, Kandinsky esta por primera vez en París. La ciudad más visitada y en la que pasa largas temporadas y tras años en München (1896-1914) la residencia sera París.

En 1896 se establece en Munich, Alemania, donde se forma en la Escuela Privada de Anton Ažbe primero y en la Academia de Bellas Artes después.

Entre 1896 hasta comienzos de la Gran Guerra en 1914 Kandinsky vive en Munich –Schwabing–, con excepción de algunos períodos –se instala en París durante más de un año– en que realiza diversos viajes.

Schwabing es el barrio preferido por los artistas, se extiende al norte, más allá del Siegestor. En este barrio latino de München, lugar de una frenética actividad cultural y

artística, coincide con personajes de la talla de Franz Marc, Paul Klee, Richard

Strauss, Henrik Ibsen, Thomas Mann, Stefan George…

Los cuadros impresionistas de paisaje que realizase simplifican y se acercan al fauvismo que ha visto en París, y aplica colores planos y a través del color espera impactar al espectador.

Al principio la abstracción no es una prioridad, pero la progresión se produce a partir de este momento con una búsqueda de manera gradual.

La decisión por la abstracción le llega en Stafelsee, donde Kandinsky vive con su discípula Gabriele Munter.

Kandinsky se adentra en el mundo de lo psicológico aplicado al arte, un mundo a veces opuesto al mundo de lo físico, y a veces complementario.

Un mundo que tiene sus propias leyes, deducidas de la experimentación, que satisfacen las necesidades del hombre.

Kandinsky como los románticos percibe el arte vinculado a la religión, por lo que su pensamiento esta vinculado al cristianismo ortodoxo, con un anhelo de naturaleza, de pureza y redención, por lo que en su obra todo eso se convierte en necesidad interior. Para Kandinsky la ansiedad, el amor y el placer, son sentimientos vulgares y como tales no tienen lugar en el arte.

Frank Marc, su inseparable compañero y amigo en la formación del Jinete Azul y en la abstracción, es una personalidad también carismática, hijo de pintor y con una formación académica clásica en artes, posee una intensa inquietud filosófica, que le lleva a visitar el Monte Athos en Grecia en 1906.

Son estos dos artistas los que deciden fundar el Movimiento Abstracto y sobre todo es notable la intervención de ambos en la confección de El almanaque del Jinete Azul, que son los que le dan la necesaria cobertura teórica al movimiento de Expresionismo Abstracto.

A Kandinsky le preocupa la relación entre las artes plásticas y la música, mientras que a Marc le obsesiona lo primitivo, la antropología y todas las formas de creación espontáneas.

Suscita interés en esta época todo aquello que tiene que ver con el origen del hombre, lo primitivo, lo arcaico y cualquier vestigio del pasado que pueda ayudar a dar alguna explicación de los acontecimientos del presente.

Así las piezas de los museos etnográficos se convierte en una fuente de inspiración.

En el almanaque que confeccionan juntos Der BlaueReiterse puede comprobar que de las 144 ilustraciones, cinco proceden del departamento etnográfico del Museo Histórico de Berna y nueve del Museo Estatal de Etnología de Munich.

Para Kandinsky llega el momento de la gran abstracción, esta revolución estética no emerge por generación espontanea y se gesta años, el pintor tiene cerca de 45 cuando entre 1910-13 se decide por la abstracción.

Todo este suceso viene de que hay una disputa entre Ebsloh y Kanoldt no pueden continuar los planteamientos de Kandinsky, por lo que dimite y Kandinsky y Marc preparan un almanaque para explicar al gran publico sus postulados.

Elige como titulo Der Blaue Reiter, a partir de un motivo de Kandinsky y esta colaboración con el almanaque, coeditado por Kandinsky y Marc supone el nacimiento del grupo.

Se confeccionan reproducciones del mismo Kandinsky, Mark, Macke, Klee, Kubin, Cezanne, Matisse, Delaunay, Picasso, Rousseau, Kitrchner, Nolde, Kokoschka y Hans Arp.

El almanaque tiene composiciones de Schomberg, Alban Berg y Anton Weberg.

Incluyen compositores por lo que el grupo contempla la conexión de la música con las artes visuales.

Gaugin investiga antes de manera intuitiva este método de la sinestesia, para el grupo de pintores de Kandinsky la música y la pintura son lo mismo .

Ambos crean el Almanaque del Jinete Azuly como he comentado sorprenden las colaboraciones, en especial la música por el nivel de los ensayos teóricos de altura firmados por Thomas von Hartman, y el propio Kandinsky, con facsímiles de partituras de tres grandes compositores de la Escuela de Viena como, Anton Webern, Arnold Schonberg y Alan Berg, ademas de obras de arte primitivo, infantil, popular y obviamente de las vanguardias contemporáneas con reproducciones de Van Gogh, Cezanne, Matisse, Derain, Picasso, Delaunay, Braque, los miembros del Puente, junto con los del núcleo de Munich.

Es una publicación ejemplar insólita en los círculos de vanguardia y con gran repercusión y publicidad.

Al grupo del Jinete Azul se unen personalidades como Alexei von Jawlensky (1864-1941) y Paul Klee (1879-1940).

Por lo que la creación está intelectualizada, vinculada a los trascendental y metafísico, a la gravedad y sujeta al pensamiento racional.

Así la mayor revolución en la historia de la pintura desde el Renacimiento la lleva a cabo un respetable señor con canas de 45 años, que podría haber sido profesor de Derecho Romano o Economía Política en la Universidad de Dorpat si no hubiera sido la vocación de pintor la que le hizo emigrar -primero a Alemania y después a Francia- y teorizar sobre la pintura abstracta.

En estos años se aprecia una preocupación de Kandinsky por la ciencia. En sus escritos se refleja un interés por aquello que supone un cambio.

En 1910 Kandinsky escribe un tratado artistico titulado Sobre lo espiritual en el arte, que se publica dos años despues en 1912 y se convierte durante décadas en una especie de catecismo de iniciación a la experiencia artística de vanguardia.

En dicho tratado Kandinsky presenta la experiencia de acceso al arte no representativo como una especie de experiencia mística.

De hecho esta convencido de que los colores tienen correspondencia con sonidos, con sensaciones y sentimientos.

En su tratado programático De lo espiritual en el arte, diseña una tabla de valores inherente a los colores y formas.

Explica que los colores pueden ser fríos o cálidos, claros u obscuros, ásperos o suaves, delicados o duros.

El blanco tiene efecto de silencio, el gris es callado e inmobil, el rojo alegría etc.

Las formas también tiene su propio carácter, el circulo supone globalidad y perfección, mientras que el semicírculo representa tranquilidad, el triangulo vertical representa la energía.

El amarillo es el color del triangulo, el azul del circulo.

En el caso de la forma la dirección tiene un papel fundamental, por ejemplo el triangulo apuntando hacia arriba suscita en el espectador un estado de animo diferente al triangulo hacia abajo.

Lo mismo ocurre con las lineas, la horizontal es calma, una dirección ascendente es alegría.

La energía con la que se dibuja la linea, el grosor y la dirección también tiene connotaciones sicológicas.

Todas estas teorías inician una nueva epoca en el vocabulario totalmente nuevo para describir o hablar de arte.

La pintura se convierte en una especie de lenguaje escrito que había que aprender para apreciar.

Kandinsky imagina que todos estos colores y símbolos en el futuro provocaran conceptos precisos como los suscitados por palabras.

Como en la música se observa que la pintura posee ritmos, precisión matemática, precisiones etc.

Como en música en pintura había inspiración, estructura y sentimiento.

Esta convencido de que los colores y las formas como la música emergen de la profundidad del alma.

Aunque el proceso de ordenar colores y formas en una composición es racional, el trabajo del artista viene del subconsciente, para él cada forma tiene su contenido interno y era la expresión de este contenido, así pinta un mundo interior e imágenes mentales.

El objetivo de Kandinsky es hacer vibrar el alma del espectador por medio de los sonidos de los colores.

Permanece fiel a ese objetivo incluso en sus años mas dogmáticos cuando da clases en la Bauhaus.

Kandinsky reflexiona sobre los acontecimientos de la época en que vive.

Hace referencia a los descubrimientos de las ciencias, pero fundamentalmente habla de experiencias artísticas y de los trabajos de músicos, escritores, pintores, etc.

Recuerda también experiencias pasadas, aunque no para revivirlas, pues pretende convencer al lector de que al igual que la ciencia y la

investigación configuran progresivamente la vida de los hombres, también las experiencias artísticas de cada época colman las aspiraciones espirituales de éstos. Del pasado sólo se puede aprovechar aquello que en su momento tenía de actual.

Kandinsky admite una total separación entre dos mundos: el espiritual y el material.

Una separación que oscila entre lo irreconciliable y lo complementario.

Kandinsky desarrolla una serie de ideas a través de términos opuestos: habla de la vida espiritual como un movimiento, como algo complejo pero traducible a términos simples; de un movimiento progresivo y ascendente al que se opone la materialidad, entendida como movimiento de retroceso y de descenso.

Kandinsky representa el progreso de la vida espiritual como un gran triángulo agudo que se mueve hacia adelante y hacia arriba; en cambio, en los períodos de decadencia en el mundo espiritual ese triángulo se mueve hacia abajo y hacia atrás: son períodos en los cuales los fines materiales frenan el movimiento espiritual ascendente.

Aparecen las nociones de necesidad, de finalidad, de lo esencial y lo puro en la obra de arte, de lo objetivo y lo subjetivo, etc.

Aparecen también términos como evolución, fuerza profética vivificadora, duración, impulso, tendencia e intuición, o expresiones como dos grandes vías hacia un gran objetivo y el desarrollo artístico consiste en el proceso de diferenciación.

En Über das Geistige hace una referencia a la teoría de los electrones; En Rükcblicke habla de la desintegración del átomo.En el primero de los textos Kandinsky usa expresiones como actualmente, la nueva fortaleza de la ciencia y la ciencia del ayer.

No sabemos con certeza a qué teorías o experimentos se refiere en estos textos, pero en esos años son abundantes las publicaciones sobre los estudios más recientes de estos aspectos de la física.

Vale la pena destacar los dos artículos sobre atomismo y relatividad que Albert Einstein publica en Die Kultur der Gegenwart.

Kandinsky termina el manuscrito de Über das Geistige en 1910, y en diciembre de 1911 Reinhard Piper & Co. de München lo publicó con fecha deenero de 1912.

En el prólogo de la primera edición, Kandinsky afirma que lo expuesto en este libro es el resultado de observaciones y experiencias acumuladas durante los últimos cinco o seis años, al mismo tiempo que muestra una cierta insatisfacción por la brevedad del escrito, dejando abierta la posibilidad de publicar otro libro donde aparezcan estos experimentos mucho más desarrollados.

Kandinsky recuerda en Rückblicke su costumbre de, durante los primeros años de München, anotar pensamientos aislados; estas notas, acumuladas durante un período de unos diez años, dice el autor, serían el germen de este primer escrito.

En 1912 se publican dos ediciones más. Max Bill afirma que el libro pronto desaparece de las librerías sin que se volviera a reeditar.

En el prólogo a la segunda edición de Über das Geistige Kandinsky afirma que no renuncia a publicar el nuevo material que posee, fruto de la acumulación de observaciones y experiencias. Kandinsky considera “Über die Formfrage”,incluido de Der blaue Reiter, como veremos más adelante, consecuencia de la evolución de las ideas de su primer libro.

Durante la Primera Guerra mundial se va a su país y da clase en la Viutemás, su relación con el Constructivismo en un inicio son contradictorias, ya que sus ideas causan gran impresión en los constructivistas como Alexander Rodchenko, Ivan Puni, Tatlin etc, pero Kandinsky es partidario del individualismo mas acerrimo y los constructivistas son grupales al servicio de la sociedad.

La invitación de Gropius de unirse a la Bauhaus le viene anillo al dedo.

Hay un famoso relato en el que el vuelve a casa una tarde con la luz del crepúsculo tras un paseo y ve sus pinturas al revés, provocando una profunda emoción y extrañeza a la vez, prueba de que lo esencial en un cuadro no era el reconocimiento de la figura en concreto sino el resplandor azul que ve.

Así a partir de sus primeros paisajes que tienen mucho que ver con la tradición bizantina rusa, Kandinsky no tarda en llegar al arte abstracto en la segunda década del siglo XX.

Los primeros cuadros están llenos de formas orgánicas, pero en el resto el color será el protagonista, ya fuera en figuras orgánicas o en geométricas.

Tras su paso por la Bauhaus se convierte en uno de los mas dotados representantes de la pintura abstracta.

Mark y Marke mueren en la guerra, Alemania tiene una subida imparable como nación a nivel artistico, a pesar de su humillación en el Tratado de Versalles, que progresa hasta que en 1933 la llegada de los nazis le pone fin.

Marc pinta obsesivamente animales en pos de la liberación de lo instintivo, coloreandolos con tonos arbitrarios y dotando las imágenes de gran dinamismo trágico.

Paul Klee es excepcional, sus Diarios constituyen el mejor testimonio de su evolución.

Es un fantástico dibujante con un contorno de linea dura, al modo germánico de Durero, y un sentido irónico y sarcástico que atrae la atención, con motivo de un viaje a Túnez en 1914, cambia totalmente su obra, que marca un hito en el Expresionismo pero que también lo vincula con el Surrealismo.

El grupo del Jinete Azul se disuelve en 1916, año de la muerte trágica de Marc, pero la singularidad de sus miembros pasa a la historia.

Vuelve a Moscú en 1914, después del inicio de la Primera Guerra Mundial y tras la Revolución rusa, trabaja para Anatoli Lunacharski, es Comisario de Educación de la administración soviética, ayuda a fundar el Museo de Cultura de la Pintura y da clases en la Viutemás.

Sin embargo no comparte la ideología de la nueva URRSS,y las oportunidades le llevan de nuevo a Alemania donde vuelve en 1920.

Allí es del equipo de la Escuela de la Bauhaus de arte y arquitectura desde 1922 hasta que la cierran los nazis en 1933 y se muda a Francia hasta su muerte.

En Cours du Bauhaus Kandinsky pide a sus alumnos que experimenten sólo a partir de estas leyes.

Publicado por ilabasmati

Licenciada en Bellas Artes, FilologÍa Hispánica y lIiteratura Inglesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: