安藤忠雄 Tadao Ando o la arquitectura como meditación

Es mejor ser ingenuo y juvenil. Cuando has madurado del todo, dejas de ser capaz de aprender cosas nuevas y de intentar aquellas otras que puedan resultar un fracaso. Como dice uno de mis poemas favoritos, Juventud, de Samuel Ullman, ‘Los años pueden arrugar la piel, pero abandonar el entusiasmo arruga el alma.  Tadao Ando, nace en 1941 enSigue leyendo «安藤忠雄 Tadao Ando o la arquitectura como meditación»

Jean Antoine Watteau y La peregrinación a la isla de Citera

El siglo XVIII es el Siglo de las Luces y del despotismo ilustrado pero no acontece de forma general, simultanea ni idéntica en toda Europa porque la historia es complejidad. Esta la música de Vivaldi, Bach, Haendel y Mozart y la pintura galante de Watteau, Fragonard y Gaisborough. Hay jardines y villas inglesas y laSigue leyendo «Jean Antoine Watteau y La peregrinación a la isla de Citera»

Alvaro Siza exactitud sin rigor

No esperaba tener la oportunidad de construir en Manhattan,declara Siza en una entrevista con The New York Times. A mi edad, pensé que había perdido la oportunidad. Me hizo muy feliz que me lo pidieran y pensé: Bueno, veamos si todavía tengo energía para este proyecto, explicó desde su estudio de Oporto, donde aún trabaja fueraSigue leyendo «Alvaro Siza exactitud sin rigor»

La enciclopedia y Jean François Boucher

La Enciclopedia de Diderot y D´Alembert, Enciclopedia o Diccionario razonado de las ciencias, las artes y los oficios, es no solo un colosal esfuerzo editorial de 28 volúmenes de texto y 11 laminas de grabado (grabado e ilustraciones) entre 1751-1772, mas 7 volúmenes adicionales de Suplementos publicados entre 1776-1780, con 139 colaboradores, 72000 entradas, 2500Sigue leyendo «La enciclopedia y Jean François Boucher»

Voltaire, Greuze y La boda de pueblo

La incógnita de si los libros de Voltaire y Rousseau hacen o no revoluciones es una cuestión falaz, ya que los libros son la revolución. Lo fueron en el Renacimiento y lo son en el Siglo de las Luces. El féretro de Voltaires es depositado en el Panteon de hombres ilustres creados por la RevoluciónSigue leyendo «Voltaire, Greuze y La boda de pueblo»

Rousseau, Chardin y La raya

Jean Jacques Rousseau (1712-1778) no comparte el optimismo de la Ilustración. En su primer trabajo El discurso sobre las ciencias y las artes (1750) que premiado por la Academia de Dijon le proporciona inmediata celebridad, advierte que es un error creer -como creen los ilustrados- que la virtud y las costumbres mejoraran a medida queSigue leyendo «Rousseau, Chardin y La raya»

Siglo XVIII. Pintura galante, El drama sentimental y el Naturalismo

Tiene un espíritu desinhibido con respecto a tabúes sexuales y sociales en la vida diaria. Esta pintura muestra la sensualidad en una vida ociosa que se abre a lo informal. Después de un rígido y profundo moralismo, en un proceso de descomposición se pasa a una época hedonista, en un contexto Rococó en Paris, emergeSigue leyendo «Siglo XVIII. Pintura galante, El drama sentimental y el Naturalismo»

Jean Honore Fragonard y La lectora

(1732-1806) Pertenece a la segunda mitad del siglo XVIII, y refleja el gusto de la preferida del monarca. Sobrevive a la Revolución Francesa y muere en plena apoteosis del Imperio Napoleónico. 1780 Fragonard cae en el olvido, cuando aún le quedan bastantes años por vivir Estudia con Bouchet, admira a Watteau y pasa una temporadaSigue leyendo «Jean Honore Fragonard y La lectora»

Jaques Louis David y La muerte de Marat

  La Revolución Francesa es un acontecimiento histórico excepcional, origen de la democracia política, es cualquier cosa menos sencilla. Jules Michelet en su Historia de la Revolución Francesa, 1847-1853, distingue dos etapas, una de 1789-1791, humana y bienhechora. Otra de 1792-1794, violenta, sanguinaria, impuesta por una minoría extremista, ideologizada y dogmática, los jacobinos y apoyadaSigue leyendo «Jaques Louis David y La muerte de Marat»

Jean August Dominique Ingres y La bañista de Valpinçon

El muy longevo Ingres pinta mucho y dibuja más, con lo que se puede entender que ejecuta alguno de los mejores hitos de la pintura europea del XIX. Su mejor género es el de los desnudos y los retratos femeninos, muy acordes con su técnica y estética. Personalidad tenaz, obsesiva y perfeccionista, no considera nuncaSigue leyendo «Jean August Dominique Ingres y La bañista de Valpinçon»